PRENSA

Cervantes en Sanabria

  • 10/10/2009
Cervantes en Sanabria

Editorial Semuret S.L.

Artículo de El Norte de Castilla, edición digital. Martes 10 de noviembre de 2009.

Don Quijote de la Mancha

Leandro Rodríguez publica una edición especial del Quijote.

El profesor coteja por primera vez las tres primeras ediciones del Quijote, revisadas por Cervantes, y profundiza en las coincidencias de la obra original con los escenarios descritos por el autor.

La obra importante permanece viva, no acusa gravemente el paso de los días, tan erosionadores. Así sucede con “Literatura popular zamorana”, esos textos reunidos en un volumen tras la muerte de su autor, Francisco Rodríguez Pascual. El propósito: «Llamar la atención sobre estas obras, para que no se pierda tal patrimonio», se indicó ayer, en su presentación.

María Jesús Pozo/ ICAL

‘La editorial zamorana Semuret presentó hoy la segunda edición especial de ‘Don Quijote de la Mancha’, de Miguel de Cervantes, dirigida por el profesor de la Universidad de Ginebra (Suiza) Leandro Rodríguez, quien lleva más de medio siglo estudiando la figura y la obra de Cervantes. El libro, en cuya publicación colaboran la Junta de Castilla y León y la Diputación Provincial de Zamora, sale al mercado en una tirada de 2.000 ejemplares, en sustitución de la primera edición, que se encuentra agotada.

En este nuevo trabajo, el estudioso compara las tres primeras ediciones, revisadas por Cervantes, y profundiza en las coincidencias de la obra cervantina con los paisajes, las costumbres y la toponimia de Sanabria (Zamora), de la que es natural el profesor, quien sostiene que el autor nació en dicha comarca zamorana y que los escenarios descritos en el Quijote se enmarcan en tierras zamoranas.

Leandro Rodríguez explicó que la anterior edición especial, publicada en 2005, se basó en la tercera edición de ‘El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha’, de 1608. “Ésta se cotejó con la primera edición de la obra, que no viene transcrita. Cervantes, muchas veces, no pone puntos ni comas y los editores corrigen, incluso, en ocasiones, las palabras. Pero no es necesario corregir ninguna palabra del Quijote para que la frase sea clara; lo que hace falta es tener tiempo para puntualizar bien y que la frase sea correcta”, explicó. “Yo he hecho una edición sin cambiar ni una sola palabra; sólo la he puntualizado”, agregó al respecto.

El experto indicó que ‘El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha’, la primera parte de la obra, se publicó por primera vez en 1605 y que en abril del mismo año salió una segunda edición, que “ha aparecido recientemente y que nunca se ha publicado, ni nunca se ha cotejado con la tercera ni la primera, aunque están corregidas las tres por el propio Cervantes”. Según Rodríguez, “ahora, en este libro, se cotejan las tres”, destacó. De la segunda parte del Quijote, ‘El ingenioso caballero don Quijote de la Mancha’, que Cervantes publicó en 1615, “no hay más ediciones que ésa”, que es la que él ha utilizado como referencia.

En Sanabria

El profesor recordó que hasta la primera edición especial del Quijote no se había estudiado la toponimia, las costumbres, la historia, la geopolítica, el derecho o la economía. “Se dice que se estudia el léxico, pero luego resulta que no se estudia el léxico del Quijote sino de la época de Cervantes”, comentó al respecto. “Nadie ha hecho un texto con el léxico de La Mancha y el del Quijote. Nosotros hemos escrito un libro que es el léxico en el Don Quijote y Cervantes de Sanabria”, añadió.

En este sentido, apuntó que las 5.000 palabras de referencia “se dejaron en 1.000, después en 800 y después fueron reduciéndose más, agrupándolas en palabras conforme a la literatura de la época, conforme al diccionario de Covarrubias y otras con el significado que es igual en lugares de Sanabria y la provincia de Zamora y 60 palabras exclusivas de Cervantes y del pueblo Cervantes”. Las referencias a la toponimia, la distancia, los nombres, la historia y el pensamiento “encajan; hay una lógica constante”, aseguró, “como se expresó en la primera edición especial de ‘Don Quijote de la Mancha’.

Profundización

Pero Leandro Rodríguez ha ido más lejos en sus investigaciones para “certificar” sus teorías y, en esta ocasión, ha profundizado en las relaciones entre personajes de la época, entre ellos, el duque de Benavente. “El archivo de la ciudad es un cajón desastre pero algo se encuentra, aunque donde más documentación he encontrado es en Londres, en Ginebra, en el archivo de la ciudad de Roma y en Nápoles, por el conde de Lemos, a quien Cervantes dedica la segunda parte del Quijote y otras obras”, manifestó.

Sobre este aspecto, señaló que ha estudiado la relación del duque de Benavente con los Zúñigas, el duque de Béjar, a quien Cervantes dedicó la primera parte del Quijote. “Apenas queda nada del duque de Béjar –una iglesia y una casa-, pero sí se encuentra documentación en Lisboa porque todas estas personas estuvieron relacionadas con el duque de Lerma: el conde de Lemos y el duque de Béjar estuvieron casados con una hija del duque de Lerma”, explicó.

Además, prosiguió, “una de las Zúñigas era marquesa de La Bañeza (León), que está al otro lado de Cervantes (Zamora), (cruzando la frontera entre las dos provincias); los Zúñiga son de Salamanca y el conde de Lemos era descendiente de los duques de Bragança (Portugal)”, que se unieron a los de Lemos y también a los Zúñiga y a los Lerma. “Es decir, no tenemos que salir de casa para encontrarnos con nuestra historia”, aseveró’

Enlace al libro: Don Quijote de la Mancha.

Enlace a el Norte de Castilla: Leandro Rodríguez publica una edición especial del Quijote.

Fotografía J.L.Leal / ICAL
Presentación de una edición especial de Don Quijote de la Mancha. En la imagen, el autor y el editor del libro Leandro Rodríguez (izquierda) y Luis González (derecha)