PRENSA

Feria del libro

  • 22/04/2010
Feria del libro

Editorial Semuret S.L.

Artículo de El Norte de Castilla, edición digital. Martes 22 de abril de 2008.

Feria del libro de Zamora

El dueño de la librería Semuret participa desde hace 42 años en la Feria del Libro.


Luis González, Presidente de la Asociación Zamorana de Libreros.

‘Lo descubrió hace unos cuantos años, cuando se le ocurrió instalar su puesto de venta justo delante de la Librería Pía, lo que le granjeó una buena filípica del dueño. Aquel año, recuerda, vendieron muchos libros de cocina a quienes iban y venían del mercado de abastos, y desde entonces tiene la costumbre de aprovisionar muy bien el puesto de volúmenes dedicados a la gastronomía. En esta edición de la feria, espera que tengan buena acogida los que han escrito sobre cocina zamorana Concha Ventura y Cuadrado.’

-¿Qué tal venden los autores zamoranos?
-Los libros de tema local o autores que abordan el tema de Zamora venden mucho, aunque los libros estrella, sin duda, son los dirigidos a los niños. Hay ocho o diez de más venta. Lo cierto es que solamente hay treinta títulos al año que son los que venden, y es una verdadera lástima: Reverte, Asensi, Navarro. Y luego está Don Miguel Delibes, que lo vendemos siempre y lo venderemos, porque es un valor seguro.

-¿Qué libros recomienda usted?
-Yo siempre recomiendo ‘La sonrisa etrusca’ de José Luis Sampedro para todo tiempo. De las ediciones de hoy, para jóvenes, ‘Perdona, pero quiero casarme contigo’, de Federico Moccia . Otros títulos interesantes entre las novedades editoriales son ‘Los ojos amarillos de los cocodrilos’, de Katherine Pancol y ‘El tiempo entre costuras’, de María Dueñas.

-¿Cuál es el perfil del cliente que se acerca a la feria?
-Es cambiante, pero por lo común se trata de mujeres de 30 a 50 años, aunque por las tardes baja la edad media. Son mujeres jóvenes que pasean con sus hijos y siempre se detienen. Entonces se nota el incremento de ventas en los libros de cocina.’



Enlace al artículo en El Norte de Castilla: Delibes es un valor seguro que no se deja de vender.

Fotografía Luis Calleja.
Luis González, en su establecimiento.