ARTE

Las aceñas de Olivares

  • 01/03/2005

editorial-semuret-historia-arte-acenas-olivares-jesus-pedro-alonso

Las Aceñas de Olivares
[Monografía]

Autor: Jesús Pedrero Alonso
Páginas: 113
Lengua: Español
Editorial: Editorial Semuret, S.L
Año edición: 2005
Plaza de edición: Zamora
ISBN: 978-84-88954-56-5
P.V.P.: 15,00€ — Agotado


Introducción

La ciudad de Zamora, como la mayoría de las ciudades españolas, enclavadas en las proximidades de una corriente fluvial, vivió la última mitad del siglo XX de espaldas al río. La función del río pasó a ser una mera cloaca que permitía verter los residuos de la ciudad de una forma simple y sin costes. Mientras que la cantidad de basura que la ciudad soltaba libremente no era una cantidad alarmante, el río se mantuvo sin contaminar, y cangrejos, barbos, carpas, poblaban sus aguas sin problemas.

Con la industrialización, los fertilizantes químicos y los herbicidas, las aguas del Duero, pasaron a ser un subproducto químico contaminado por las azucareras de Toro y Valladolid, ayudadas con otro sinfín de productos. que hacían que la corriente del Duero que pasaba por Zamora fueran auténticas aguas residuales, dando a este término de residuales el peor contenido.

Veranos, inviernos o primaveras, era indiferente la estación, el río aparecía con sus peces flotando panza arriba, envenenados por no sé qué fruto, ante el desinterés de las autoridades o en algunos casos pienso que con el beneplácito de las mismas.

La ciudad de Zamora, indiferente o cobarde, como diría el poeta Gerardo Diego, volvía la espalda al río Duero.

Todo su entorno, sus orillas, paseo, barrios, construcciones, pasaban a ser zonas marginadas, en la estructura urbana de la ciudad. De esas construcciones en un tiempo pasado emblemáticas, construidas en sus orillas y cimentadas bajo las mismas aguas del río es de las que vamos a ocuparnos en este trabajo, Las Aceñas de Olivares.