HISTORIA

El olor del coche de mi padre

  • 01/11/2011

olor-coche-padre-jose-luis-gonzalez-vallve-editorial-semuret

El olor del coche de mi padre
Recuerdos de infancia y adolescencia en Zamora

Autor: José Luis González Vallvé
Páginas: 135
Lengua: Español
Editorial: Editorial Semuret, S.L
Año edición: 2011
Plaza de edición: Zamora
ISBN: 978-84-88954-99-2
P.V.P.: 15,00€ — Sin existencias


Extracto

Escribo para mí. Supongo que, como a casi todos, me apetecía recrear y conservar escritos algunos recuerdos de mi infancia y primera adolescencia en la Zamora de los años 50, antes de que los olvide y no pueda recordarlos o escribirlos.

Recordar parte de la infancia y adolescencia en aquella Zamora y dejarlo más o menos escrito, es mi única pretensión, y me ha dado por hacerlo alrededor de los coches, creo que el automóvil tiene muchas facetas, es uno de los más importantes logros técnicos, un símbolo de libertad, y ahora lamentablemente produce muchas víctimas, es un gran consumidor de energía y un gran contaminador. Pero, en la Zamora de mi infancia era, sobre todo, una de las mayores aspiraciones, todo un distintivo de progreso y de modernidad; entonces se sabía quiénes eran los escasos afortunados que tenían coche, hoy felizmente son innombrables.

Traigo a colación personas, sucesos y comentarios de calle, tal y como yo lo recuerdo, o como mi padre me transmitió sus impresiones. Puedo haberme equivocado o no haber sido suficientemente fiel, en una u otra cuestión, pero en absoluto, pretendo ofender a nadie y desde ahora mismo me disculpo si alguien se pudiera sentir ofendido, porque no ha sido mi intención.

Creo que además de escribir para mí, es deseable que una ciudad, una sociedad, intente conservar escritos sus recuerdos, me sentiría afortunado si contribuyo a ello, aunque sea subjetivamente y en tan pequeña medida.

Por último, es obvio que estos recuerdos se verían enormemente enriquecidos con los que otras personas, que también hayan vivido aquellos tiempos en Zamora, pudieran aportar, por ello, me permito pedir a todos los que quieran y que por favor me los envíen y yo intentaré incorporarlos citando la fuente. Entre todos, sí que, a lo mejor, podemos construir una crónica más completa de aquella Zamora.