POESÍA

Escrito en el campo

  • 01/03/2010

Escrito en el campo Emilia Rodríguez Santiago Editorial Semuret

Escrito en el campo

Autor: Emilia Rodríguez Santiago
Páginas: 54
Lengua: Español
Editorial: Editorial Semuret, S.L
Año edición: 2010
Plaza de edición: Zamora
ISBN: 978-84-88954-87-9
P.V.P.: 10,00€ — No disponible


Prólogo:

Los sonidos del agua acentuaban la melancolía soñadora. Los sillones esperaban la visita de una tarde de domingo, y las faldillas abrigaban la camilla; junto a ello rompiendo el espejo, estaba un pequeño duende y un diván. El fuego en la habitación había perdido fuerza e instintivamente mirabas una y otra vez los rescoldos; la pasión dormitaba una siesta de años.

Sobre la autora:

Emilia Rodríguez Santiago

‘Escrito en el campo’ es el primer libro de poesía de Emilia Rodrigo Santiago.

Desde el Sayago más profundo, sin pretenderlo, ella es un testimonio claro de que entre el granito más agreste es posible a través de la poesía sin métrica seguir haciendo literatura rural. ¿O son poesía por sí mismas las peñas, los robles, las encinas, las praderas, el vuelo de las cigüeñas o el croar de una rana en los regatos y balsas de ese Sayago que asiste impertérrito a la huida del Duero hacia el Atlántico entre cortados que cantan cuando les azota el viento? Es poesía cuando quien la observa es una mujer pastora por oficio como Emilia, a quien estoy seguro le arrullan con su tintineo las esquilas de las ovejas mientras garabatea ensimismada la riqueza de un paisaje que interiorizado multiplica su belleza, aunque no oculta el arista recio que Sayago no puede disimular.

Nacida en Abelón de Sayago en 1960, aunque residente desde pequeña en Moralina de Sayago. Emilia echó raíces, las mismas que le transmitieron sus padres y los maestros de la vieja escuela para quienes leer y escribir eran lo mismo que los diez mandamientos. Casada y con dos hijos, ellos son además de su madre, quienes disfrutan los primeros, de lo que esta escritora ante todo “mujer y madre” como le gusta decir, percibe y transmite con la mirada más limpia, honesta e imparcial posible, como el periodismo de Miguel Delibes, y que se deja entrever en cada verso. Y como reportera de la naturaleza entre la que pasa las horas nos aporta matices tan sutiles como los que reflejan sus versos.